Objetivos o Propósitos…

Está expirando el 2011 y en los balances personales encontramos todo lo que nos ha dejado este año.

Ahora, de cara al 2012, es el momento en el que todos escribimos nuestros propósitos, esos que año tras año, comienzan con mucha fuerza durante los primeros días del año y luego se desvanecen y se disuelven entre la nada.

¿Qué es lo que sucede para que esos propósitos se disuelvan en la nada con tanta facilidad?

Lo que suele ocurrir es que no los definimos como objetivos a conseguir, sino como meras intenciones. Y una intención tiene siempre menos fuerza que un objetivo.

En los cursos que he impartido últimamente, he notado que los alumnos, generalmente directivos, construyen los objetivos de una manera muy vaga porque, en los momentos de constantes cambios en los que vivimos, están más comprometidos con lo urgente que con lo importante.

La definición de un objetivo tiene que ser muy concreta, estableciendo un tiempo determinado para su consecución, planificándolo por etapas si el objetivo es grande y determinando si es realista, alcanzable y ecológico con el entorno.

¿Cuántos de vosotros planificáis los objetivos de esta forma?

Cuando un objetivo es vago e indefinido, su consecución se torna realmente complicada.

Cuando un objetivo está definido a conciencia, teniendo en cuenta todos los parámetros que he citado anteriormente, el objetivo se torna más fácilmente conseguible.

Por tanto, de cara al 2012, ¿qué preferís? ¿Vagos Propósitos u Objetivos claramente definidos?

Os animamos a que reflexionéis sobre estas preguntas y defináis objetivos, aquellas cosas que realmente queréis conseguir en el 2012 y que os harán más felices, más eficaces y más rentables en vuestro ámbito profesional.

Y si el objetivo afecta a otras personas, os invitamos a que dicho objetivo sea compartido e, incluso, reformulado al compartirse. Es importante que todas aquellas personas a las que les afecta, lo hagan suyo. De lo contrario, difícilmente se conseguirá. Esta cuestión es especialmente importante en las organizaciones donde casi todos los objetivos suelen tener que cumplirse en equipo y aquí, si no se comparte y cada uno lo hace suyo, el equipo no conseguirá el objetivo común.

Además, el hecho de conseguir el objetivo ‘empodera’ a la persona porque le aporta seguridad y confianza. Y el empoderamiento será una cuestión fundamental para navegar por los mares profesionales turbulentos en los que estamos inmersos en la actualidad. Las empresas y organizaciones que cuenten en sus equipos con personas fortalecidas y con confianza en sí mismos, serán los mejores navegantes durante el próximo año que está a punto de comenzar.

Desde mi blog, os deseo un año 2012 repleto de fortaleza para que vuelva a instalarse entre nosotros la confianza perdida y que todos consigáis aquellos objetivos que de verdad planifiquéis ahora.

Mi deseo es que todos, personas y organizaciones, os convirtáis en este año en la mejor versión de vosotros mismos.
Me encantará acompañaros y ayudaros a crecer durante el año que comienza.

¡¡Feliz 2012!!

Carolina Hernández

Programa de Certificación en Coaching. Infórmate aquí.

About Carolina

Creo ciegamente en que la transformación personal conduce a la transformación organizacional. Creo que es posible un mundo mejor. Me encanta estar al lado de los demás cuando se convierten en la mejor versión de sí mismos. Coach experto en coaching comercial, habilidades de dirección y comunicación personal y organizacional. Soy entusiasta con el Social Media por las oportunidades que nos brinda y me uno totalmente al nuevo concepto naciente de "Human Media".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 

Coaching

¿Cómo sería tu vida sin esos límites que tú estableces?
¿Qué potencial hay dentro de ti que aún no has desarrollado?
¿Con qué nivel de felicidad eliges vivir?
Si quieres obtener la mejor versión de ti mismo, te escucharé y te acompañaré mientras lo consigues.
Contacta conmigo.

Formación

¿Con qué sueñas respecto a tu organización?
¿Qué está en tu mano hacer para conseguirlo?
Formación para empresas con metodologías innovadoras.
Cursos de desarrollo de habilidades comerciales y de potencial directivo.
Ver más.