Las 7 claves que te harán ser más feliz en tu trabajo.

Cercanos a la fiesta del trabajo, no podíamos dejar pasar esta oportunidad de dedicarle un espacio a este tema y proponer formas que pueden ayudar a ser más feliz en el trabajo.

Hoy he pensado en una serie de claves realistas para que los oyentes puedan mejorar su bienestar emocional en el trabajo.

Primera clave…

Descubre las bondades que te aporta tu puesto de trabajo.

Todos los trabajos tienen aspectos que te gusta más desarrollar y otras cosas que te gusta menos hacer. Si ponemos el foco en aquello que menos nos gusta, nos condenaremos a un malestar o a una queja constante y el disfrute de aquello que más nos gusta hacer se diluirá, se difuminará.

7 claves para ser feliz en el trabajo - Google Images

Sin embargo, si somos pragmáticos al llevar a cabo lo que menos nos gusta y nos centramos en disfrutar intensamente de aquellas partes de nuestro trabajo que más nos gustan, viviremos cada día mejor, con mayor felicidad.

Se trata de dar un giro a nuestra perspectiva, poner el foco en otro lugar.

Segunda clave…

Considera que tu equipo te suma, no te resta.

Hay personas que ven a sus propios compañeros como enemigos. Y esta visión perturba nuestra capacidad para ver las potencialidades de los demás.

Muchas veces, basamos nuestras relaciones con los demás en nuestras propias expectativas. Y cuando deseamos que el otro se comporte de una manera determinada y no ocurre, nos frustramos. Si somos objetivos y no esperamos nada o, al menos, nada que sabemos que a esa persona le puede costar, nuestra relación con los demás cambiará, mejorará, será más fluida.

Y cuando las relaciones son más sanas, encontramos los aspectos en que los demás suman al resto del equipo.

Tercera clave…

La asertividad con el jefe es mejor que la tensión y el conflicto.

Estemos de acuerdo o no con su forma de actuar, nuestro jefe tiene el derecho de ser como es. Y así debemos entenderlo.

Esto no significa que no podamos poner límites respecto a determinadas circunstancias, pero si lo hacemos desde la asertividad, conseguiremos un mejor resultado en todos los casos.

Y ser asertivo no significa tener que ceder en todas las circunstancias, sino comunicar lo que tenga que comunicar desde la asertividad, con un estilo de comunicación respetuoso y elegante.

No tener conflictos ni tensiones en el trabajo nos aporta tranquilidad y serenidad y nos hace sentirnos más felices.

Cuarta clave…

Piensa que no eres imprescindible.

Cuando nos sentimos imprescindibles en nuestro trabajo estamos engrandeciendo nuestro ego.

Nadie es imprescindible en la vida. Todos estamos condenados a desaparecer en otra dirección o para siempre.

Cuando entendemos esto y somos conscientes de que la vida seguirá en cualquier lado, más allá de si estamos nosotros o no, nos volvemos más humildes, nos  relajamos y vivimos más tranquilamente.

Y esta toma de consciencia es muy útil, en primer lugar para nosotros mismos y, en última instancia, para los demás.

Quinta clave…

La flexibilidad conduce a la vida.

Ser flexibles nos convierte en más tolerantes con los demás. Nos permite gestionar mejor los cambios. Nos permite ampliar nuestras perspectivas.

Como el bambú, la flexibilidad te permite adaptarte a las circunstancias en lugar de oponerte a ellas. Y esa adaptación mejora nuestro nivel de felicidad profesional.

Sexta clave…

Piensa que las críticas en realidad son regalos.

No personalizar es una liberación. Cuando nos tomamos las críticas muy a pecho, sufrimos innecesariamente.

En cambio, si consideramos las críticas como un regalo, como una oportunidad de mejora que nos ofrecen los demás, seremos más felices.

Hablo de críticas constructivas y objetivas. Las críticas destructivas e infundadas son como los troles de internet… mejor no entrar en el debate.

Séptima clave…

Siente que cada persona de la empresa es un eslabón imprescindible de la cadena.

En una empresa todos sus miembros son importantes, no hay trabajos más o menos importantes, sino roles diferentes.

Tener un sentimiento de igualdad y de respeto hacia cada persona que forma parte de nuestra organización nos permite trabajar más fluida y eficazmente hacia el objetivo común.

Conclusiones…

Depende, en gran parte, de nosotros cambiar nuestro entorno laboral y hacerlo más feliz. Las claves aportadas hoy son sencillas, realistas y muy valiosas para conseguir el cambio. Os animo a que probéis algunas!!!

About Carolina

Creo ciegamente en que la transformación personal conduce a la transformación organizacional. Creo que es posible un mundo mejor. Me encanta estar al lado de los demás cuando se convierten en la mejor versión de sí mismos. Coach experto en coaching comercial, habilidades de dirección y comunicación personal y organizacional. Soy entusiasta con el Social Media por las oportunidades que nos brinda y me uno totalmente al nuevo concepto naciente de "Human Media".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 

Coaching

¿Cómo sería tu vida sin esos límites que tú estableces?
¿Qué potencial hay dentro de ti que aún no has desarrollado?
¿Con qué nivel de felicidad eliges vivir?
Si quieres obtener la mejor versión de ti mismo, te escucharé y te acompañaré mientras lo consigues.
Contacta conmigo.

Formación

¿Con qué sueñas respecto a tu organización?
¿Qué está en tu mano hacer para conseguirlo?
Formación para empresas con metodologías innovadoras.
Cursos de desarrollo de habilidades comerciales y de potencial directivo.
Ver más.