La brújula de un Coach…

Tutorizar a los alumnos de las certificaciones de Coaching supone, para mí, aprender mucho de ellos.

Por un lado, me hace no olvidar los miedos, limitaciones y sentimientos de inseguridad que se provocan cada vez que a un alumno se le dice… “ya tienes conocimiento y herramientas suficientes… puedes comenzar con tus prácticas mientras yo te sigo acompañando en el proceso de tu formación”. Todo lo que parecía tan claro sobre el papel, la pizarra o las prácticas con sus compañeros, se vuelve turbio y descolocado.

Por otro lado, me motiva a seguir aprendiendo y cultivándome como Coach, tomando consciencia de lo verdaderamente importante en un proceso de Coaching: que el cliente se convierta en una mejor versión de sí mismo.

Brújula del Coach - Carolina Hernández

Con todas estas modas de tipos y estilos de Coaching tengo, a veces, la sensación de que se diluye la verdadera esencia en el ejercicio profesional del Coaching.

Y es que el Coach no tiene que demostrar ni su sabiduría, ni su conocimiento ni tampoco adaptar su experiencia a la del cliente. El Coach escucha, acompaña y alumbra hacia las zonas oscuras del cliente. Y todo esto con una única finalidad: volcar todo lo que el cliente cuenta, siente y hace hacia su propio objetivo.

¿Qué es el objetivo del cliente para el Coach?

Indiscutiblemente, el objetivo del cliente es la brújula del Coach.

En este sentido, da igual si el Coach es un alumno que está todavía en prácticas o es un Coach experimentado porque ambos tendrán como brújula del proceso de Coaching el objetivo del cliente.

El alumno tendrá menos herramientas a su alcance y más miedos que un Coach experimentado, pero en ambos casos el norte está en el mismo lugar: en el objetivo del cliente.

Cuando el Coach se vacía para estar a disposición total del cliente y de su objetivo, el cliente va consiguiendo, a su ritmo, superar sus miedos, romper sus paradigmas y conseguir mejores cosas para él buceando en su interior y encontrando ahí las soluciones más adecuadas en cada caso, pero, eso sí, sus propias soluciones.

Si el Coach se identifica, por ejemplo, con el problema del cliente y se centra en las soluciones que él puso en marcha ante una situación parecida, que no igual, el Coach estará dejando de mirar a su brújula y lo más probable es que el objetivo del cliente se quede sin definir bien y no se consiga el despertar esperado en el coachee. Esto, lógicamente, es feedback para el Coach, para que analice en qué punto perdió la conexión con el cliente y vuelva a retomar su brújula para centrarse en el objetivo de nuevo.

Al margen de todos los adjetivos que nos podamos imaginar para el Coaching, hacer del objetivo del cliente nuestra brújula, nos llevará por caminos exitosos en los procesos con los clientes. Podremos tardar más o menos tiempo, podremos disponer de más o menos herramientas, podremos tener mayor o menor experiencia… si nuestra brújula es su objetivo, y su objetivo, y su objetivo… el proceso tendrá éxito.

Desde aquí animo a los “pequeños saltamontes” que se están certificando y se están iniciando en la profesión del Coaching (para mí enriquecedora y mágica) que no paren de curiosear e incorporar un abanico mayor de opciones para sus procesos de Coaching, pero que nunca pierdan el objetivo del cliente de vista.

Es lo más importante…. Es su brújula.

Feliz semana a todos!!!

Carolina Hernández

About Carolina

Creo ciegamente en que la transformación personal conduce a la transformación organizacional. Creo que es posible un mundo mejor. Me encanta estar al lado de los demás cuando se convierten en la mejor versión de sí mismos. Coach experto en coaching comercial, habilidades de dirección y comunicación personal y organizacional. Soy entusiasta con el Social Media por las oportunidades que nos brinda y me uno totalmente al nuevo concepto naciente de "Human Media".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 

Coaching

¿Cómo sería tu vida sin esos límites que tú estableces?
¿Qué potencial hay dentro de ti que aún no has desarrollado?
¿Con qué nivel de felicidad eliges vivir?
Si quieres obtener la mejor versión de ti mismo, te escucharé y te acompañaré mientras lo consigues.
Contacta conmigo.

Formación

¿Con qué sueñas respecto a tu organización?
¿Qué está en tu mano hacer para conseguirlo?
Formación para empresas con metodologías innovadoras.
Cursos de desarrollo de habilidades comerciales y de potencial directivo.
Ver más.